Jueves, 2019-01-17, 3:28 AM


Le saludo Visitante | Mi perfil | Salida
Relatos
Nuestro Rincon
Nuestra encuesta
¿Cual es tu serie anime favorita?
Total de respuestas: 96
Estadística

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Inicio » Artículos » Relatos » Fantasia [ Añadir un artículo ]

El Pais de los muñecos de trapo
Teland era una isla situada al este del país de los muñecos de trapo. En esta isla había una pequeña aldea rodeada de densos bosques. Sus casas y la mayor parte de las construcciones eran de plastelina. En la aldea de Teland predominaban los colores oscuros y cálidos, en especial el negro y el rojo, tanto en las casas como en los ropajes de sus habitantes.

Eran las cuatro de la mañana, estaba amaneciendo, Rashell acababa de llegar al puerto de la isla de Teland, volvía de ver a su familia que vivía en la capital del país. Rashell era de tejido blanco, como la mayoría de los muñecos de trapo, tenía unos grandes ojos negros y un bonito pelo de lana azul. Vestía de morado oscuro y llevaba una bolsa colgada del mismo color.

Cuando llegó a la aldea descubrió un numeroso gentío alrededor de su casa. Vivía en una pequeña casa de plastelina de color rojo oscuro. Tenía la sensación de que algo grave podía haberle sucedido a Gina, su mujer.
      ─ ¿Qué ha pasado? ─ preguntó Rashell.
      ─ Han atacado a Gina ─ dijo uno de los congregados.
      ─ ¿Cómo?, ¿pero quién iba a atacarla?
      ─ Unos ladrones, iban encapuchados ¬─ dijo Jay el tuerto abriéndose paso entre la multitud ─. Está en su dormitorio es terrible…
Rashell no esperó a que le contaran lo sucedido y entró enseguida a ver a su mujer.
Gina estaba tumbada en la cama, se encontraba en dos partes, la habían partido por la mitad. Allí se encontraban también el alcalde y familiares y amigos de Gina. Rashell gritó aterrado.
      ─ ¡Oh Gina!
      ─ Han sido los ladrones ─ dijo Lina la hermana de Gina.
      ─ ¿Y porqué no la coséis ya?

Los muñecos de trapo a menudo sufrían accidentes y podían perder una parte de su cuerpo pero se recuperaban fácilmente cosiendo la parte amputada. Los muñecos no tenían sangre aún así el ser cortados para ellos era algo terrible, ya que si podían sentir el dolor. De todas maneras si se les cosía volvían a la normalidad, pero si no se les tejía en menos de cuarenta y ocho horas perderían esa parte para siempre. En el caso de Gina que había sido cortada por la mitad el no ser cosida supondría la muerte y pasaría a ser un simple trapo sin vida. Por ello el hilo era el bien mas preciado del país, era el oro de los muñecos de trapo
      
      ─ No hay hilo se lo llevaron los ladrones ─ dijo Cory, era uno de los mejores amigos de Rashell.
      ─ Vinieron esta misma noche, Gina estaba sola en la alcaldía cuando entraron a robar todo el hilo de la aldea, se lo llevaron en bolsas. Gina intento pararles y gritó pidiendo auxilio, entonces estos la atacaron con los cuchillos y la cortaron por la mitad ─ explicó el alcalde.

Gina era la tesorera de Teland, se encargaba tanto de administrar como de proteger el
hilo. Ella y Rashell llevaban casados apenas un año y no tenían hijos. Gina era una
hermosa muñeca de trapo de cabellos rojos con dos coletas, sus ropajes también eran
rojos y sus ojos eran negros. Gina y Lina eran gemelas y se diferenciaban en que su hermana llevaba una única coleta en vez de dos.
Categoría: Fantasia | Ha añadido: fran_balerma (2011-03-23)
Visiones: 643 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]
Registro
Buscador
Juegos
Mapa de Visitas
Free Visitor Maps at VisitorMap.org
free counters
Chat
200


| Copyright http://unicorecreo.ucoz.com © 2011 | Contactar con el administrador de la web |


Contador web